6 trucos geniales para limpiar el horno ¡sin usar químicos!

Solliciter un devis

Le numéro est incorrect. Merci de vérifier le code du pays, préfixe et numéro de téléphone.
En cliquant sur 'Envoyer', je confirme que j'ai lu le Politique de confidentialité et j'accepte que mes informations précédentes soient traitées pour répondre à ma demande.
Note : Vous pouvez révoquer votre consentement en envoyant un e-mail à privacy@homify.com

6 trucos geniales para limpiar el horno ¡sin usar químicos!

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Cuisine de style  par GUTMAN+LEHRER ARQUITECTAS, Moderne
Loading admin actions …

Luego de una buena comilona viene el momento de limpiar… ¡qué fiaca! Sólo darle una limpieza a los platos es un trabajo indeseable, pero a esto hay que agregarle la dura limpieza del horno. La grasa y los restos de comida pueden aferrarse en las paredes y en la puerta del horno como una garrapata a un pobre perrito. 

Por eso es que las limpiezas del horno deben ser regulares, para que el olor a grasa quemada no invada nuestro hogar y, lo más importante, para que la cocina funcione bien.  

En el mercado hay muchos limpiadores para hornos hechos a base químicos sintéticos, y aunque no todos son malos, podemos decir que muchas veces no son adecuados porque contienen ingredientes tóxicos y contaminantes. Cuando se trata de nuestra comida, o el lugar donde la ponemos, es mejor alejar todo tipo de elementos nocivos, ya que no queremos causar estragos a nuestra salud o deteriorar la calidad de nuestra comida. 

En este libro de ideas tenemos 6 consejos que sin dudas harán que nuestro horno quede impecable sin usar ningún elemento dañino para nuestra salud. 

¿Qué tipo de horno tenemos?

Cuisine de style  par Rencraft, Méditerranéen Bois Effet bois
Rencraft

Mediterranean Style

Rencraft

No, no todos los hornos son iguales. Tenemos horno que se autolimpian, hornos con textura, hornos normales… También los hay polivalentes o independientes, eléctricos o a gas… Pero aquí sólo tendremos en cuenta los tres primeros. 

Lo más probable es que tengamos un horno normal, es decir que no se autolimpia. Son los más comunes, y por desgracia no nos quedará otra que arremangarnos y limpiarlo con sudor y trabajo.

Características

Los hornos que se autolimpian tienen una función que les permite calentar el interior a 500 grados y hacer que las manchas se carbonicen, por lo que sólo hay que barrer las cenizas. Es un método sencillo y práctica, aunque hay que tener cuidado con las altas temperaturas. 

Por otro lado, los hornos con textura suelen ser de porcelana y se pueden lavar constantemente… ¡pero cuidado! La porcelana es un material sensible y puede ser dañado por limpiadores comunes y abrasivos. 

Y también tenemos a los regulares, que vendrían a ser el resto. Para limpiarnos deberemos sacar las repisas y todo esos objetos imposibles de limpiar que, sin embargo, hay que limpiar. 

Ponele un poco de sal al horno

Aunque no sea muy buena para la salud, lo cierto es que en casi todas las cocinas hay un poco de sal. Mejor así, porque en realidad es beneficiosa… pero para la limpieza. 

Tan sólo disolvemos en medio litro de agua un puñado de sal. Ponemos esa mezcla en las paredes del horno y en la puerta (cuando esté frío, por supuesto). Dejamos actuar unos 20 minutos y luego secamos. 

O un toque de limón

Cuisine de style  par Etxe&Co, Moderne

Otro método muy utilizado pero quizás mejor porque el limón deja un olor muchísimo más agradable que la sal, que puede dejar aromas extraños. 

Para limpiar con limón, exprimimos dos limones grandes y colocamos el líquido en una olla con agua, la cual depositamos dentro del horno y la calentamos como si fuésemos a hacer una torta, media horita, horno medio, puerta cerrada. Dejamos enfriar y limpiamos con un trapo. 

El limón aflojada toda suciedad y esteriliza el horno al eliminar bacterias y malos olores. ¡Es la mejor opción!

Un poco de vinagre…

El vinagre es magia pura. Sirve para condimentar las ensaladas, y también para limpiar vidrios ¡y cocinas! Es que el vinagre es un desengrasante natural, sólo debemos mezclar el vinagre con el agua, mitad y mitad, y ponerlo en spray de esos que usamos para rociar las plantas. Lo pasamos por las paredes del horno y dejamos calentar como con el limón pero a fuego mínimo. 

También podemos mezclar el vinagre con bicarbonato de sodio para darle más poder a la mezcla. 

El bicarbonato nunca falla

El bicarbonato de sodio sirve para muchas cosas, también para la limpieza. Simplemente diluimos una cucharada de bicarbonato en un spray y rociamos todo el interior del horno. Luego cerramos la puerta hasta el otro día, y con una esponja quitamos los restos de basura. ¡Quedará impecable!

Maison de Village : Maisons de style  par Lautrefabrique , Moderne

Besoin d’aide pour votre projet de maison ?
Contactez-nous !

Trouvez l’inspiration pour votre maison !