Eliminación de los residuos de edificios: todo lo que debes saber

Solliciter un devis

Le numéro est incorrect. Merci de vérifier le code du pays, préfixe et numéro de téléphone.
En cliquant sur 'Envoyer', je confirme que j'ai lu le Politique de confidentialité et j'accepte que mes informations précédentes soient traitées pour répondre à ma demande.
Note : Vous pouvez révoquer votre consentement en envoyant un e-mail à privacy@homify.com

Eliminación de los residuos de edificios: todo lo que debes saber

Jose María Salas Vallejo Jose María Salas Vallejo
Salon moderne par Luzestudio - Fotografía de arquitectura e interiores Moderne
Loading admin actions …

La eliminación de los residuos de obras de construcción constituyen uno de los más difíciles problemas medioambientales a resolver que está provocando el ser humano, dado que es algo que crece año tras año, de una forma casi imparable. La demolición, la reforma, la rehabilitación de casas y la construcción de nuevos edificios es una de las industrias cuya actividad es de la más responsable de la enorme cantidad de residuos que se generan, y esto es así tanto durante la demolición de un edificio que se encuentra en un estado ruinoso y que por lo tanto no se puede rehabilitar, así como durante el tiempo que dura su construcción y durante su vida útil. Se acuerda que existe un principio que resume la solución a los residuos, y es el de las tres R: que consiste en reducir o disminuir la cantidad de residuos, reutilizar o volver a utilizar algo, y reciclar o someter a un material usado a un proceso para que se pueda de nuevo volver a utilizar. Todos los materiales utilizados en la construcción de un edificio deben ser reutilizados, como pueden ser los áridos del hormigón, el aluminio de todas las ventanas y puertas balconeras o reciclar los distintos materiales, como pueden ser el aluminio, el cobre, el hormigón, e incluso el yeso laminado de la tabiquería tipo Pladur. También a la hora de diseñar un edificio se debe de tener muy presente que en la medida que se utilicen menos materiales distintos, menos residuos se van a generar, y será más sencilla su reutilización. Actualmente cada vez se utilizan más los sistemas de construcción denominada tabiquería en seco tipo Pladur, ya que este tipo de tabiques facilita mucho la separación de los distintos materiales durante la rehabilitación o demolición de un edificio.

1. Residuos de construcción y demolición

Los residuos de la industria de la construcción y demolición (RCD) tienen su procedencia casi en su totalidad de la demolición de un edificio o de los materiales de desecho de la construcción de nuevas obras, y de los materiales de desecho de las pequeñas obras en la reforma y rehabilitación de casas o urbanizaciones. Con arreglo a la actual legislación española, las competencias sobre el control de su producción y gestión corresponde a las Comunidades Autónomas, a excepción de los RCD procedentes de obras menores como son la reforma de un baño o una cocina, en un domicilio particular, en cuyo caso la gestión de la recogida, el transporte y su eliminación, corresponde al Ayuntamiento.

El Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, tiene por objeto establecer el régimen jurídico de la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición, con la finalidad de promover su reducción, reutilización y reciclado.

El problema ambiental que generan estos residuos no es solamente por su volumen de generación, sino por el deficiente tratamiento que reciben, dado el escaso nivel de reciclado de los mismos. Entre el impacto ambiental que esto produce, destaca de una manera relevante la contaminación de los suelos y de los acuíferos por la existencia de vertederos no autorizados, así como el daño que se provoca en el paisaje y no poder tratar estos residuos aprovechándolos al máximo.

Los residuos de construcción y demolición que se reciclan o someten a los materiales usados a un proceso para poder de nuevo volver a utilizarlos incluyen muchos productos, entre los que se encuentran los cerámicos, residuos de hormigón, láminas asfálticas y otros como la madera, el vidrio y los plásticos. En concreto el Reglamento autonómico de la Junta de Andalucía contempla este tipo particular de residuos en el Título V, Capítulo I, artículos 79 al 90.

2. Producción y posesión de residuos

El régimen jurídico de la producción de residuos tiene cambios significativos a partir de entrar en vigor el Reglamento andaluz de residuos. Estos cambio se deben a las directrices marcadas por la Directiva Marco de residuos (2008/98/CE), así como a la legislación comunitaria y nacional de liberalización de los servicios. 

Dichos cambios permiten entre otras cosas, que las personas o empresas productoras se responsabilicen del transporte de los residuos hasta donde se ubican las instalaciones de tratamiento, o la sustitución de la autorización para la producción de residuos peligrosos por una comunicación de la actividad y su inscripción en el registro correspondiente, igualando el tratamiento administrativo a todas las personas o empresas productoras, sin tener en consideración el umbral de los 10.000 kilogramos anuales. La comunicación se extiende así mismo a las actividades que generan residuos no municipales no peligrosos por encima de 1.000.000 de kilogramos anuales y a todas las instalaciones de depuración de aguas residuales de actividades no domésticas, sin limitar la cantidad de lodos producida.

3. Gestión de residuos

par Abrils Studio Méditerranéen

Este modelo andaluz de gestión de residuos quedó establecido en la Ley 7/2007, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, que fija como máxima prioridad la minimización de la producción en origen, y fomentar al máximo la reutilización y el reciclado, minimizando todo lo posible la eliminación en vertedero. Además, esta Ley ha determinado el marco normativo y de actuación que posibilite un posterior desarrollo reglamentario.

De acuerdo con lo señalado en la legislación básica (Ley 22/2011, de 28 de julio), el Reglamento autonómico de residuos establece la siguiente jerarquía para la gestión de residuos, a efectos de establecer el orden de prioridades a aplicar en materia de prevención y gestión de residuos en el ámbito autonómico y local: 

- Prevención

- Preparación para la reutilización

- Reciclado

- Eliminación

4. Responsabilidad ampliada del productor del producto

La responsabilidad ampliada del productor del producto ya se contemplaba en la legislación básica existente a la entrada en vigor de la Ley 22/2011, de Residuos y Suelos Contaminados, la cual lo regula de forma más minuciosa. 

De tal forma que se traspasa el coste y la obligación de gestión de los productos que con su uso se transforman en residuos a sus fabricantes, con la finalidad de promover la prevención y el incremento en la reutilización de estos residuos. 

Se entiende por productor del producto, aquellas personas físicas o jurídicas que de forma profesional desarrollan, fabrican, procesan, tratan, venden o importan productos que con el uso de los mismos se convierten en residuos, y que con el fin de fomentar la reducción, mejorar la reutilización, y el reciclado de residuos podrán ser obligadas a adoptar un conjunto de medidas que habrán de estar reguladas.

5. Medidas encaminadas a minorar los residuos

Entre estas medidas se encuentran:

- Crear productos con menor impacto ambiental y menor generación de residuos, tanto en su fabricación como en su uso.

- Desarrollar, producir, etiquetar y comercializar productos que duren en el tiempo, y que puedan disponerse para ser reutilizadas, se separen sus distintos materiales y sean fáciles de reciclar.

- Aceptar la devolución de productos reutilizables, entregando los residuos generados tras el uso de estos productos, asumiendo la gestión de los mismos y el coste financiero de esta actividad.

- Establecer sistemas de depósito que garanticen la devolución de las cantidades depositadas, y el retorno del producto para su reutilización o del residuo para su posterior tratamiento.

- Responsabilizarse de la organización de la gestión de los residuos, estableciendo que los distribuidores del producto participen en esta responsabilidad.

- Informar sobre la repercusión económica que lleva aparejada el producto para dar cumplimiento a las obligaciones derivadas de la responsabilidad ampliada del productor del producto.

- Utilizar materiales procedentes de residuos en la fabricación de los productos.

- Proporcionar información sobre la implantación en el mercado de productos que con el uso se transforman en residuos y sobre su gestión, así como evaluar análisis económicos.

Te dejamos este artículo para que aprendas algunos trucos para ahorrar al construir tu casa:

9 secretos para construir tu casa con poco presupuesto

Maison de Village Maisons modernes par Lautrefabrique Moderne

Besoin d’aide pour votre projet de maison ?
Contactez-nous !

Trouvez l’inspiration pour votre maison !