Cómo limpiar el baño en 6 fáciles pasos

Solliciter un devis

Le numéro est incorrect. Merci de vérifier le code du pays, préfixe et numéro de téléphone.
En cliquant sur 'Envoyer', je confirme que j'ai lu le Politique de confidentialité et j'accepte que mes informations précédentes soient traitées pour répondre à ma demande.
Note : Vous pouvez révoquer votre consentement en envoyant un e-mail à privacy@homify.com

Cómo limpiar el baño en 6 fáciles pasos

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Salle de bains de style  par Gama Ceramica y Baño , Moderne
Loading admin actions …

¿Existe algo que le de más pereza a la mayoría de la gente que limpiar el baño? Una zona en la que la humedad, la cal y la suciedad se acumulan de forma constante. Y en la que debemos prestar mucha atención para que luzca siempre impoluta y brillante.

Aunque a veces nos empeñamos en las cosas que más se ven, o en usar productos de supermercado, cuando en realidad los truquillos de la abuela y prestar un poco de atención a otros tantos pequeños detalles, puede ser de lo más útil. 

Esperamos que estos 6 consejos te sean de muchísima utilidad para tu baño.

1. La ducha

Una de las partes de la ducha que más se ensucia, es la alcachofa. Y aunque parezca increíble, también es una de las partes a las que menos atención prestamos. Pon vinagre de vino blanco en una bolsa o en un barreño y sumerge la alcachofa durante toda una noche. A la mañana siguiente, enjuágala y ¡como nuevo! En cuanto a las cortinas de baño y la mampara, las primeras pueden lavarse perfectamente tanto en la lavadora como a mano (una cucharada de bicarbonato viene muy bien) y la mampara, con un trapo mojado con vinagre y después uno seco.

2. La bañera

La bañera suele ser un elemento que limpiamos una vez por semana para darle todo el brillo que le hace falta. Te recomendamos que le eches agua caliente con el grifo extensible de la ducha o que la llenes un poco de agua tibia. Después pásale un paño con limpiador o con vinagre. ¿Un consejo para el durante? Mientras te estés dando un baño, deja la ventana un poquito abierta para evitar que se condense demasiada humedad. Si fuera hace frío, hazlo una vez salgas y deja la ventana un buen rato abierta.

¿Te ha gustado este baño del ejemplo? Consulta a cualquiera de nuestros diseñadores de baños.

3. El inodoro

 de style  par Studio Duggan, Éclectique
Studio Duggan

Hurlingham

Studio Duggan

Un truco para limpiar el inodoro es el siguiente: echa una taza de bicarbonato de sodio en las paredes internas del WC y déjalo actuar durante un rato. Después, límpialo bien con un cepillo específico para este elemento y con un producto desinfectante que se lleve todas esas bacterias que se suelen acumular en esta zona de la casa. También la escobilla debe limpiarse con este tipo de productos desinfectantes al menos una vez por semana, así como su recipiente. ¡Un pequeño detalle! Cierra la tapa después de usarlo…  

4. El lavabo

Para desatascar de manera cotidiana el lavabo (es decir, si no tiene un gran atasco), te recomendamos que eches bicarbonato o vinagre por el desagüe y después abras el grifo del agua caliente. Para la zona de los mandos y del grifo, bastará un paño limpio y seco para limpiarlas o con un poquito de desinfectante para decir adiós a las bacterias que puedan acumularse. Si además, en vez de jabón de manos líquido usas pastilla de toda la vida, échale al recipiente un poquito de aceite de bebés que no se deshaga ni se pegue. 

5. Azulejos, paredes y techos

 de style  par homify, Moderne

¿Te habías planteado alguna vez que puedes limpiar mientras te duchas? No hablamos de meterse con un estropajo en la mano, si no de lo siguiente: antes de ducharte echa en las superficies del interior de la ducha el limpiador adecuado que suelas usar. Después, cuando te duches como habitualmente (debe ser inmediatamente después) el vapor de agua se mezclará con el limpiador y empezará a actuar. De hecho, cuando acabes de ducharte, cierra la mampara con el vapor dentro y déjalo un par de minutos más. Pásale un paño limpio y ¡listo!

6. Toallas de mano

Las toallas de mano son unas de las que más suciedad tienden a coger estando en el baño. Por eso es más que recomendable cambiarlas cada 5 días máximo. Extiéndelas bien sobre un toallero adecuado (que también tiene que limpiarse) y cerciórate de que no tienen manchas de maquillaje ni nada similar. Este tipo de toallas dicen mucho acerca de la limpieza de nuestro cuarto de baño, ya que suelen ser las más usadas tanto por nosotros como por nuestros invitados y las que más a la vista se encuentran.

Más inspiración en: ¡Te enseñamos 10 formas de ganar mucho espacio en el baño!

Maison de Village : Maisons de style  par Lautrefabrique , Moderne

Besoin d’aide pour votre projet de maison ?
Contactez-nous !

Trouvez l’inspiration pour votre maison !